Inicio    |   
19-08-2017

Web acreditada

Sello de calidad Medicina 21

Preguntas más frecuentes


1. ¿Cómo se reconoce el TDAH?

Se debe sospechar TDAH delante un niño que presenta déficit de atención, hiperactividad, impulsividad, rendimiento escolar pobre o trastornos de conducta.

2. ¿Cómo se diagnostica el TDAH?

Para el diagnóstico es imprescindible una buena historia clínica obtenida de los padres y maestros con un análisis de los síntomas, de su duración, del lugar donde aparecen y del grado de compromiso que representan para la vida académica y social del niño. El diagnóstico del TDAH se ha de basar en criterios clínicos y nunca en la puntuación obtenida en un cuestionario

3. ¿Cuándo debe empezarse con la medicación?

Debe empezarse con la medicación cuando se hace el diagnóstico de TDAH. Una vez se dan las circunstancias más favorables, se empieza con el tratamiento de reeducación y los programas de modificación de conducta. Existen estudios en que se avala que los tratamientos psicopedagógicos que no van precedidos de la administración de medicación carecen, relativamente, de eficacia.

4. ¿Quién debe aplicar la terapia conductual?

Todos los familiares que cuidan al niño e intervienen en su educación deben tratarlo con las mismas reglas que han consensuado previamente los padres. Esto se debe a que los niños consiguen que se creen disputas entre padre y madre, con el colegio, con los abuelos, etc. Los niños se comportan de forma diferente con unos y otros para conseguir sus fines y esto crea divisiones. A veces, sobre todo en padres separados, conviene que un cónyuge ponga las normas por escrito y que el otro las repase, hasta llegar a un acuerdo.

5. ¿Deberá medicarse toda la vida?

Depende de la respuesta y de las circunstancias. Los niños que han respondido positivamente a la medicación suelen tomarla durante más años que aquellos en que la respuesta no ha sido tan clara.

6. ¿Es seguro el medicamento?

No se ha aportado ninguna prueba que indique que la medicación empleada para el tratamiento del TDAH genere adicción ni dependencia. Tampoco se ha podido demostrar que incremente el riesgo de abusar de otras sustancias. Al contrario, ya que en niños y adolescentes con TDAH, el hecho de tomar una medicación les ayuda a pensar con mayor claridad y a centrarse en más tareas.


Encuéntranos
Mapa del web   |   Aviso legal   |   Comité Científico y editorial   |   Contactar   |   Copyright © 2017